7

Tortilla sin huevo!!! … y noches al raso!!! JEJEJE

Mi primera tortilla hecha sin huevo!!! Y ha quedado de rechupete!!! Para los no-iniciados…os preguntaréis, tortilla sin huevo? de qué va esto?
La tortilla de patatas sin huevo puede hacerse con distintos tipos de “sustitutivos”…un producto llamado “No egg” (que no sé ni de qué va, la verdad… me suena poco natural y por eso voy pasando), distintos tipo de harinas, etc. Pero la forma más común es la de sustituir el huevo por harina de garbanzos. La verdad, yo misma no me acababa de fiar, pero teniendo en cuenta que me iba de camping con el nene y que ya estamos introducidos de sobra en el mundo vegetarianismo-veganismo… me pareció una ocasión idónea para experimentar.
Antes de nada, me gustaría agradecer desde aquí los últimos maravillosos findes; algunos en cabañita de madera,  otros en acampada libre  (simplemente tú, yo y  las estrellas) , otros en conciertos punkeros (y los que vendrán) … pero siempre en  buena compañía y comiendo esta tortilla, que en verdad, he ido perfeccionando y cada vez queda mejor !!! En Estivella nos sentíamos afortunados sólo por el hecho de ser los únicos de camping con una tortilla tan cojonuda!!! JAJAJA, qué frikis!!!
Aproximandoos la sabiduría,  adquirida a base de leer varias recetas y consejos en foros… me gustaría colgar mi propia receta. Tal como yo la llevé a cabo y que resultó ser un exitazo!!! Espero que os guste tanto como a nosotros!!! Pasaos y contáis!!!
Tortilla de patatas (elaborada con harina de garbanzos)
Ingredientes para 4 comensales hambrientos
2 Patatas hermosas
1/2 Calabacín
1/ 2 Cebolla o más
1 Tomate
1/2 paquete de tofu natural
Harina de garbanzos
Leche/ Agua
Vinagre (imprescindible, incluso para aquellos no partidarios)
Aceite y sal
Elaboración:
1º Freímos las patatas (cortadas en lascas), la cebolla y el medio calabacín en aceite abundante. Siguiendo el orden clásico y echando el calabacín hacia el final. Yo lo dejé bastante rato. Es importante salar bien la mezcla.
2ºDesmenuzar el tofu con un tenedor y reservar
3ºCortar el tomate en daditos y reservar
4º En un bol vertemos leche de soja, más o menos la misma cantidad (a la vista) que fuesemos a utilizar si se tratase de huevo. Añadimos 4-5 cucharadas de harina de garbanzo (la textura que debemos conseguir será un poco más espesa que la que conseguiríamos con el huevo batido), sal y….MUY IMPORTANTE!… me parece un “truco” imprescindible para la receta en cuestión…añadimos 2 cucharadas de vinagre. Batimos con un tenedor.
5º Añadimos a la mezcla el tofu desmigado y el tomate en cuadraditos
6º Una vez que la fritada de patatas, calabacín y cebolla esté doradita, la vertemos en la mezcla de harina de garbanzos y removemos.
7º Colocamos la sartén al fuego con poco aceite. Echamos la mezcla tortillera en la sartén y…OTRO TRUCO IMPRESCINDIBLE!!!, NO actuamos como con la tortilla típica, dejando que se cuaje y ála! Debemos dejar que la mezcla se haga, removiendo de vez en cuando, como si estuviesemos haciendo un revuelto. Así conseguiremos que la harina se cocine, estará mucho más sabrosa y será mucho más ligera. Id probando. Cuando tenga el ya característico sabor a tortilla, y no harinoso, es el momento de dejar de remover y dejar que se cuaje
8ºDorar por un lado. Dar la vuelta. Dorar por el otro y ya está la tortilla hecha. Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que debemos dejarla enfriar antes de consumir si no queremos que se nos deshaga, pero,  hacedme caso!  el resultado es muy positivo y muy práctico cuando se trata de desplazar nuestra gastronomía a un sitio al aire libre, donde no dispondremos de neveras o similar. Aguanta perfectamente unos 2 días sin refrigerar y sigue igual de buena (sin refrigerar pero no al puro sol, en un sitio sombreado! ). Probadla!!! 5 Estrellas!!!

Anuncios