0

Lentejas y arroz, un tándem perfecto! Aquí os dejo esta gran receta…

Supongo que ya tod@s conoceréis las virtudes de mezclar cereales y legumbres, así que no me pondré muy pesada! Únicamente recordar que la combinación de ambas dan lugar a proteína vegetal de alta calidad y un mejor aprovechamiento de las propiedades que legumbres y cereales poseen! Es por ello que nunca deben faltar de nuestra dieta vegetariana y/o vegana en forma de patés, guisos, bocatas y lo que surja!

Hoy os dejo esta receta sin la que yo ya no podría vivir, muy sencilla y deliciosa! Me encantan las recetas tan simples, con pocos ingredientes pero que resultan así de sabrosas y nutritivas!

Lentejas con arroz y zanahoria caramelizada

Ingredientes (para unas 2 o 3 raciones según el hambre de nuestr@s comensales)

150 g de arroz (integral o no, aunque ya sabeis que el integral conserva más nutrientes. Tarda bastante más en hacerse, si lo usais integral podéis hacerlo en la olla exprés o dejarlo remojar antes unas horas)

150g de lentejas cocidas (yo, la verdad es que siempre le pongo más lentejas, entorno a 250 gramos más o menos)

3 zanahorias ralladas

1 cebolla picada

1 diente de ajo

1 cucharadita de azúcar de caña

1 buen chorro de vinagre balsámico

Algún fruto seco y/o pasas sin semillas

Elaboración

Ponemos a pochar en una olla la cebolla picada, el ajo picado y la zanahoria rallada. Lo cocinaremos a fuego lento y vigilando que no se nos pegue, removiendo de vez en cuando unos 20 minutos. Vamos probando y añadiendo sal según lo necesite.

Una vez que haya reducido su tamaño considerablemente (a la mitad o menos), añadimos la cucharadita de azúcar y el chorro de vinagre balsámico y dejamos que se haga durante unos 5 minutos más.

Finalmente, mezclamos en la olla donde estábamos caramelizando la zanahoria el resto de ingredientes. Añadimos pues el arroz cocido y las lentejas, le damos unas vueltas. Ahora añadimos algún fruto seco y/o pasas. La última vez yo le añadí pipas de girasol y pasas y quedó de cine!

Y ya está listo para servir! Podeis tomarlo recién hecho,a temperatura ambiente o incluso frío para acompañar cualquier otro plato o con una buena ensalada. A esta receta le queda GENIAL una buena ensalada de rúcula para acompañar! Mucho sabor, poco precio, saludable y completo al 100%!

 

Lentejas con arroz

0

Mis veggie-burguers favoritas 1; Burguers de soja texturizada!

Aquí estoy de vuelta! Arrastrando todavía mi gastritis y un panadizo (cómo duelen jolín!) , pero dispuesta a seguir ofreciéndoos ideas! Hoy os dejo el primer capítulo de mis burguers vegetas favoritas, algunas serán veganas y otras vegetarianas O-L, cada un@ que aproveche las que más le vayan en función de su estilo de vida!

Las que comparto hoy son veganas y su ingrediente principal es la soja texturizada fina. Os dejo las cantidades para unas 4-6 burguers, ahí va:

Ingredientes

-Un vaso de soja texturizada fina

-Chorrito de salsa de soja

-Un trocito de pimiento rojo

-Cebolleta

-2 cucharadas de harina

-comino molido

Elaboración

Ponemos a remojar la soja texturizada fina en un bol o plato hondo junto con un vaso de agua caliente (nunca le echo más, sino es un engorro andar escurriendo y tendremos que echarle más harina para compactar) y un chorro de salsa de soja. Removemos para que toda la soja se empape con el agua y la salsa.

Mientras la soja se va reblandeciendo (unos 10 o 15 minutos), podemos ir picando bien finito el pimiento rojo (necesitaremos 1/4 o menos) y la cebolleta (media o algo menos).

Ahora, añadimos los vegetales bien cortaditos y una cucharadita de comino molido a la mezcla de soja texturizada. Removemos para que se mezcle bien y añadimos las 2 cucharadas de harina. Si veis que todavía no podeis manejar bien la masa, añadid un poco más de harina sin pasaros!

Formamos bolas con forma de burguer, freir y listo! Una receta supersencilla y sabrosa que espero que os guste!

Imagen

2

Croquetas de mijo y champis! La receta definitiva!

Después de mucho tiempo haciendo diferentes tipos de croquetas de mijo, me parece que al fin he dado con mi receta definitiva! Muy sencilla y nutritiva. Las croquetas de mijo tienen un plus de interés, ya que el mijo hace las veces de la bechamel. Con esto conseguimos una receta final sabrosa, menos calórica y , lo más importante, mucho más nutritiva!

Además es una receta muy económica, ideal para comer bien en estos tiempos de crisis! Que no se resienta nuestra salud y buen comer porque todo vaya del revés!

Qué necesitaremos?

Mijo (cada vez es más sencillo encontrarlo en herbolarios y tiendas varias). La proporción de cocción para el mijo que yo uso es, 250 gramos de mijo en 600 ml de agua (ir añadiendo si se va quedando seco, pero muy poco a poco). La verdad es que se cuece enseguida! Yo lavo antes de cocer todos los cereales en un escurridor, lo que también ayuda a la cocción!

Cebolleta 

Unas pocas setas o champis

Sal y Pimienta

Harina de garbanzo

Queso rallado (optativo). En este caso no se lo puse, tampoco perejil picado que también es opcional.

ELABORACIÓN 

1.Cocemos el mijo en un cazo. Una vez esté blandito (a los 15 minutos aproximadamente), lo tapamos y lo dejamos reposar y enfriar al menos otros 15 minutos.

2.Mientras dejamos que el mijo repose, picamos muy finita la cebolleta (a gusto, podeis usar media o una dependiendo del tamaño). También vamos troceando finas nuestras setas, yo usé champiñones y quedan geniales. Primero podeis cortarlos en tiras y luego en daditos. Los trocitos de champi serán los “tropezones” de nuestras super-croquetas veganas!

3. Salteamos la cebolla y los champis con poco aceite. Dejamos que se hagan bien a fuego medio-bajo y por supuesto, los sazonamos. Una vez hechos, reservamos y dejamos enfriar.

4. Aqui viene el truco del almendruco! Yo al principio trituraba el mijo con el tenedor o lo dejaba prácticamente entero (pero muy cocinado) y siempre me daban la lata las croques a la hora de freirlas! Así que me decidí a pasar el mijo por la batidora y para mi es la solución definitiva! Si queda muy “mazacote” siempre podeis añadirle un poco de agua o leche vegetal, pero a mi no me ha hecho falta porque el salteado de cebollita y champis ya le aporta jugosidad. Es importante que sazoneis la masa de mijo y la probeis, será el sabor predominante de vuestra receta. Este es el momento!

5.Añadimos la cebolla y los champis a la masa de mijo y, sin miedo, nos remangamos y amasamos con las manos todo para que queden bien repartidos nuestros tropezones de seta!

6. Formamos las croquetas (no muy grandes), y rebozamos ligeramente en harina de garbanzo! La harina de garbanzo es un imprescindible en la cocina vegetariana, un básico que os recomiendo a todxs tener en vuestras despensas! Ver receta Tortilla sin huevo

7.Freimos y listas para comer!

croquetas veganasPara acompañar: Ensaladita, arroz blanco, legumbres salteadas o en ensalada!

Muy ricas, sencillas y nutritivas! Un acierto para comensales no vegetas o para lxs más peques de la casa! Espero que os guste mi versión de croquetas de mijo! Ñam!

7

Tortilla sin huevo!!! … y noches al raso!!! JEJEJE

Mi primera tortilla hecha sin huevo!!! Y ha quedado de rechupete!!! Para los no-iniciados…os preguntaréis, tortilla sin huevo? de qué va esto?
La tortilla de patatas sin huevo puede hacerse con distintos tipos de “sustitutivos”…un producto llamado “No egg” (que no sé ni de qué va, la verdad… me suena poco natural y por eso voy pasando), distintos tipo de harinas, etc. Pero la forma más común es la de sustituir el huevo por harina de garbanzos. La verdad, yo misma no me acababa de fiar, pero teniendo en cuenta que me iba de camping con el nene y que ya estamos introducidos de sobra en el mundo vegetarianismo-veganismo… me pareció una ocasión idónea para experimentar.
Antes de nada, me gustaría agradecer desde aquí los últimos maravillosos findes; algunos en cabañita de madera,  otros en acampada libre  (simplemente tú, yo y  las estrellas) , otros en conciertos punkeros (y los que vendrán) … pero siempre en  buena compañía y comiendo esta tortilla, que en verdad, he ido perfeccionando y cada vez queda mejor !!! En Estivella nos sentíamos afortunados sólo por el hecho de ser los únicos de camping con una tortilla tan cojonuda!!! JAJAJA, qué frikis!!!
Aproximandoos la sabiduría,  adquirida a base de leer varias recetas y consejos en foros… me gustaría colgar mi propia receta. Tal como yo la llevé a cabo y que resultó ser un exitazo!!! Espero que os guste tanto como a nosotros!!! Pasaos y contáis!!!
Tortilla de patatas (elaborada con harina de garbanzos)
Ingredientes para 4 comensales hambrientos
2 Patatas hermosas
1/2 Calabacín
1/ 2 Cebolla o más
1 Tomate
1/2 paquete de tofu natural
Harina de garbanzos
Leche/ Agua
Vinagre (imprescindible, incluso para aquellos no partidarios)
Aceite y sal
Elaboración:
1º Freímos las patatas (cortadas en lascas), la cebolla y el medio calabacín en aceite abundante. Siguiendo el orden clásico y echando el calabacín hacia el final. Yo lo dejé bastante rato. Es importante salar bien la mezcla.
2ºDesmenuzar el tofu con un tenedor y reservar
3ºCortar el tomate en daditos y reservar
4º En un bol vertemos leche de soja, más o menos la misma cantidad (a la vista) que fuesemos a utilizar si se tratase de huevo. Añadimos 4-5 cucharadas de harina de garbanzo (la textura que debemos conseguir será un poco más espesa que la que conseguiríamos con el huevo batido), sal y….MUY IMPORTANTE!… me parece un “truco” imprescindible para la receta en cuestión…añadimos 2 cucharadas de vinagre. Batimos con un tenedor.
5º Añadimos a la mezcla el tofu desmigado y el tomate en cuadraditos
6º Una vez que la fritada de patatas, calabacín y cebolla esté doradita, la vertemos en la mezcla de harina de garbanzos y removemos.
7º Colocamos la sartén al fuego con poco aceite. Echamos la mezcla tortillera en la sartén y…OTRO TRUCO IMPRESCINDIBLE!!!, NO actuamos como con la tortilla típica, dejando que se cuaje y ála! Debemos dejar que la mezcla se haga, removiendo de vez en cuando, como si estuviesemos haciendo un revuelto. Así conseguiremos que la harina se cocine, estará mucho más sabrosa y será mucho más ligera. Id probando. Cuando tenga el ya característico sabor a tortilla, y no harinoso, es el momento de dejar de remover y dejar que se cuaje
8ºDorar por un lado. Dar la vuelta. Dorar por el otro y ya está la tortilla hecha. Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que debemos dejarla enfriar antes de consumir si no queremos que se nos deshaga, pero,  hacedme caso!  el resultado es muy positivo y muy práctico cuando se trata de desplazar nuestra gastronomía a un sitio al aire libre, donde no dispondremos de neveras o similar. Aguanta perfectamente unos 2 días sin refrigerar y sigue igual de buena (sin refrigerar pero no al puro sol, en un sitio sombreado! ). Probadla!!! 5 Estrellas!!!