2

En busca del tiempo perdido

Creo que todo el que comienza a escribir un blog tendrá la misma duda… y bueno, de qué lo voy a hacer?. En definitiva, de qué cosas voy a hablar. En mi caso el problema se presentaba difícil.

De ecología,ah! no, no… de vegatarianismo,no,no…de literatura,uno sobre las cosas que pasan,sobre moda,sobre cine,sobre…bufff! agotador! hasta buscar un nombre. Así que he decidido hablar de lo que me vaya surgiendo…teniendo en cuenta mi inevitable perfil de ecologista, vegetariana, educadora, buff! otra vez…

Me gustaría empezar con el apasionante y desconocido tema “Transgénicos sí, Transgénicos NO“, y bueno, con la buena intención de no aburrir.

En principio todo aquello de los transgénicos no sonaba mal; que si evitarán las plagas en los cultivos, que si se harán super-alimentos con propiedades que los harán más nutritivos y más grandes,la gran solución para el hambre mundial. De todo eso apenas quedan ecos que ya casi nadie recuerda.

La realidad sobre los transgénicos está, en verdad, muy lejos de todo esto. Su lugar ha sido ocupado por grandes dudas que nadie ha resuelto, pero…quién sabe…con lo que avanza la ciencia,verdad?

Verdades (hasta ahora comprobadas) sobre los O.G.M. (organismos genéticamente modificados)

  • Podrían dar lugar a alergias alimentarias ; amigos, agárrense,esto es lo mejor que nos puede pasar

  • Es imposible predecir cómo los genes introducidos en el alimento modificado interactuarán con los genes del huésped (vamos, un eufemismo para decir, cómo actuarán en nuestro propio cuerpo). “Una asociación desafortunada podría ser peligrosa para la salud humana”…qué os parece introducir genes de un calamar a un tomate para hacerlo más resistente a… la humedad, por ejemplo.Interesante.

  • Las plantas insecticidas; en algunas plantas se introducen modificaciones únicamente con el objetivo de hacerlas más resistentes a las plagas. Pero, al igual que ocurre con los antibióticos en los humanos, esto dará lugar con toda seguridad a una resistencia. Para que nos entendamos, dará origen a unos “super – insectos” imbatibles que no sólo devorarán los cultivos transgénicos, sino también a los cultivos de etiqueta biológica que utilicen este tipo de sustancia… vaya! no se sabe muy bien cómo, hemos vacunado a los bichitos… qué avance para la seguridad social de nuestros amiguitos!

  • El riesgo de dispersión de las semillas de O.M.G. hacia campos “biológicos” suponen una pérdida irreparable de la biodiversidad. Esto es, las semillas modificadas, más fuertes se impondrán a las variedades locales. Si nos detenemos aquí, y pensamos… qué ocurrirá si esa plaga de insectos “vacunados” se come las únicas semillas que nos quedan (las más fuertes, las modificadas genéticamente), qué nos quedará entonces? Las proporciones del desastre serán bíblicas. Ahora mismo, la pérdida en la biodiversidad ha hecho que pasemos de unas 800 variedades de patata a unas 6-7. Da qué pensar, no?

Acordémonos por último del agricultor local, autónomo, que por ideales subsiste con su huerto ecológico.¿ Por qué

"En la variedad está el gusto"

"En la variedad está el gusto"

lo hace?¿ Por dinero? ¿Por qué está loco (aunque las locuras no dan de comer a su familia)? ¿o porque sabe la que se nos viene encima?

Nadie ha dicho que vivir fuera sencillo.

Anuncios