1

Bou embolat

Este finde nos fuimos de turisteo por la costa alicantina, lo pasamos genial! Todo muy sencillo, por poco dinero y en plan mochilero! Fue genial, descubrimos sitios estupendos como la Cala de Moraig en Benitachell, enclaves naturales únicos, que la verdad es que se ven asfixiados por la presión urbanística.

La noche la hicimos el el pueblo de Xàbia/Jávea en “nuestra furgo” y resultó que estaban en fiestas! Menudo jaleo que tenían montado con el tema de la disco-móvil, la leche! Tuvimos que movernos para poder dormir, sin embargo antes probamos aquello de “si no puedes con tu enemigo, únete a él” y salimos a dar un largo paseo nocturno. En los pueblos de la Comunitat Valenciana, la verdad que es que son bastante frecuentes los “eventos taurinos” del estilo bou al carrer, bou embolat, novilladas y cosas del estilo. En nuestro paseíto descubrimos que a eso de las doce y media de la noche seguían con los eventos taurinos.

Al pasar por allí pude ver, y tan cerca! , a un precioso toro (la primera vez en mi vida que tenía a uno tan cerca). Un toro negro, brillante, precioso, con mirada noble y cara pacífica…al que le habían prendido los cuernos sólo para que se divirtiesen cuatro chavales y otros cuatro señores subidos a una farola. El espectáculo era dantesco, un animal precioso y noble frente a 4 chavales con aspecto muy poco noble que daban pisotones a una tabla para azuzarle y cuatro ó cinco no tan jóvenes subidos a una farola. Había montón de niñ@s viéndolo todo, me dió mucha pena ver cómo las generaciones futuras aprenden que el maltrato a los animales es motivo de alegría y entretenimiento…un triste circo romano donde no existen gladiadores y donde el animal translucía más grandeza que la mitad del pueblo.

¿De verdad queremos seguir con todo esto? Tradición? Un hecho repetido en el tiempo puede ser tradición o barbarie. Yo tengo muy claro lo que ví la noche del sábado y jamás olvidaré! Con más fuerza defenderé a esos animales preciosos que son los toros.

TOROS SI, TOREROS NO!

Toro bonito