11

2001: A space Odyssey. Mi revisión de un clásico

Cómo se nota que llueve en Valencia, no se puede salir a la calle!  Y uno piensa… qué mejor que “trastear” en Internet, actualizar blogs y aprovechar para ver viejas pelis…
Ayer recuperamos el clásico de Kubrick;  “2001”, una película no apta para “culos inquietos” ni  adictos al más puro cine de acción, pero una joya cinematográfica en muchos sentidos. Una fotografía espléndida, unos efectos especiales que todavía te hipnotizan 40 años después y una historia inquietante de suspense ,  que bucea hasta los confines de la evolución humana y el sentido de la vida y el universo.
Os recomiendo volver a verla,  años más tarde… a mi me la ponía mi padre de pequeña y me moría del asco casi tres horas (sobre todo porque no estaba adaptada a mi edad), pero estoy convencida, años más tarde, de que una gran parte de mi fascinación por la astronomía, por una estética especial que hoy en día todos reconocemos y  por una imagen recurrente de la Luna y  la Tierra vistas “desde fuera” se las debo a este Kubrick visionario, sobrio, elegante y futurista, a la vez que al contacto con la película a tan temprana edad.
Reflexión profunda sobre la inteligencia artificial, historia de suspense e imprescindible film para estudiantes de Imagen y Sonido. Un clásico que permanece en la cúspide de la ciencia ficción 40 años más tarde.
Ahhh… casi lo olvido, todo ello acompañado por una memorable banda sonora que no traslada a una intemporalidad plagada de majestuosidad y calma hasta el punto de pegarnos al televisor hasta mucho después de finalizar los “créditos”.
Anuncios