0

Fan de Instagram!

Supongo que algunxs os habréis dado cuenta de lo fan que me he vuelto de la aplicación de Instagram. Me parece una herramienta ideal para hacer “microblogging”, sobre todo si eres fan de la fotografía! Además, lxs que me conoceis más profundamente, ya sabréis que confío al 100% en el poder del “ejemplo”, es decir, vale más fomentar el cambio a través de imágenes positivas, salud, color y mensaje que a través de bronca y moralina en vena.

Por tanto, he decidido dedicar un post a la semana a publicar las fotillos de Instagram que voy a haciendo, a modo de fotodiario. Además queda muy bonito y da mucho color al blog! Esta idea está TOTALMENTE inspirada en la de una compañera bloguera que me encanta! Se llama Alba y es la creadora de, entre otros, el blog http://www.paraveganos.com más conocido como “Mi vida con un vegano”. Esperando que este “plagio” no le moleste, os dejo una selección de mis publicaciones “instagrameras” favoritas! Más que nada para ir estrenando sección! Y luego ya sabeis, publicación semanal de mis pijadas! Espero que mis foticos os gusten tanto como a mi! Biquiños!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

Anuncios
1

Arde, Valencia

ardevalencia12 Para algunos las fallas son un poético aroma mezcla de azahar,    pólvora y buñuelos de calabaza.

Para otros… paella pasada, cerveza caliente, y…ruido,mucho ruido.

Para los turistas, una buena excusa para beber, divertirse y, por qué   no?participar de algo diferente.

Para mi, han sido una mezcla de todo lo anterior. Ejércitos de falleras, calles repletas, monumentos grotescos y bellos en pequeñísimas plazas, “grans y xiquets” unidos en el ancestral ritual de tirar “masclets” (petardos); ruidosos,  luminosos, acrobáticos….

Mascletás cada mediodía.

El ambiente de pasodoble se te pega en el alma.

No pensaba que me fuese a dar ninguna pena el final de fallas, pero, lo cierto es que echo de menos la algarabía de petardos, las calles cortadas, la fiesta. Y  es que las fallas duran casi un mes. Y es un mes de música festiva en el trabajo, de que la gente se ponga guapa, de fuegos artificiales. Nos ha dado pena ver cómo se quemaban las fallas, a nosotros, escépticos totales. Es impresionante ver cómo las llamas acarician las fachadas en toda Valencia al mismo tiempo.

En la cara menos amable está lo contaminante de unas fiestas en las que se quema “todo lo que arda”. Viva la ecología! Quizás se lleguen a imponer unos monumentos falleros de cartón.

Lo peor : trenes atiborrados de gente que pisotea sin piedad a niños y ancianos. Me he sentido como un pollo que viaja en una caja de cartón con cien pollos más. Tirón de orejas a Rita!, fiesta taurina a tutiplén y demasiado ruido las 24 horas.

Moraleja: Esperando las próximas fallas, ya nos cansaremos! Una gran ciudad con unas fiestas descomunales…cosa nunca vista en una gran urbe. Va  por ti, Montsita!

ardevalencia21