4

el hombre sin tele

El otro día conocí al hombre sin tele. Coincido con él en un curso. Y, bueno, estabamos hablando de la programación cultural (ejem), cuando de repente nos dimos cuenta de su mirada…bueno, el hombre estaba como flipando con lo mal que estaba la cosa,y con cara de asquito,la verdad. Entonces confesó.

estoy

estoy en la luna

en la luna

Me ha dado mueho que pensar, la verdad. Tuvimos una corta conversación al respecto y lo peor es que más tarde ( en la calle) me escuchó opinar sobre sus costumbres…qué se va hacer,mañana me toca volver a verlo y no estoy muy animada.

Como no creo que tenga ordenador os diré lo que pensé. El hombre en cuestión tiene un niño pequeño (de unos 3 años) al que estará educando en primera persona y sin la ayuda del educativo aparato (hay que ter humor, home!) ,comencé a pensar…no tiene tele, y si no tiene tele, no tendrá móvil, ni ordenador, ni videoconsola…bueno,seguid mi razonamiento…

Pensé en que su hijo o hijos no podrán ver los mismos programas que sus amigos, no podrán mandar sms a sus colegas (sms o lo que por aquel entonces se envíe), no jugarán a videojuegos…pero supongo que dominarán el arte de “contar”(me refiero a relatos), jugarán al parchís como nadie y crecerán con una conciencia ecológica sin igual. Pero estarán al margen de tantas cosas, que no sé si merece la pena.

Imaginaos, el pequeño muro construido a su alrededor le apretará cada vez más según vaya creciendo. Tengo una amiga que metió a un pollito de colores en una jaula; ella era pequeña y no se dió cuenta de que el pollito crecía y ya no podía salir por la puertecita de su jaula. No os preocupeis, el pollito vivió muchos años fuera de su jaula, en el campo…después de ser rescatado de su prisión. En plan bomberos.Desolador.

Nunca pisaré la Luna (aunque me gustaría), pero he podido observar su superficie, hoy hay elecciones en mi comunidad y a las 22:oo sabré lo que ha ocurrido,nunca viviré en plan okupa (creo) y no creo que pueda salvar a focas en el ártico (a mi pesar, me estoy concentrando en sobrevivir) pero puedo colaborar en mis hábitos contra el calentamiento global…todo ello gracias al electrodoméstico de la compañía…la tele…sin expectativas la encendemos y nos encontramos clases para mejorar nuestra labor como padres y educadores, ecología, vivencias y viajes extremos, relaciones humanas llevadas al extremo…y bueno, mierda…tetas de plastico, corazón amarillista que nos hace reir o llorar, desgracia humana vendida por 3000 euros. Qué queréis que os diga?…sólo que creo que…soy la mujer con tele.

Anuncios

Mi blog

salamanquesa


Por fin mi blog sale a ver el mundo!


A ver un mundo lleno de cosas increíbles, curiosas… un mundo de colores, sonidos y pensamientos…y un mundo de crueldades, prisas y mediocridad… Un mundo que seguirá su marcha cuando yo ya no gire con él.

Pero mientras viva con él tendré ganas de pensar y decir lo que pienso.

Me gustaría que mi primera entrada en este blog, que me hace tanta ilusión como un hijo deseado, estuviese dedicada al programa más criticado y uno de los mas vistos de la televisión de hoy…lo adivinais…el Gran Hermano.Eternamente criticado por falto de moral y sobre todo por no hacer trabajar a las neuronas de aquellos que lo seguimos desde la primera edición.

Por qué? Escribo este blog por el mismo motivo por el que sigo el Gran Hermano, por el que leo un libro tras otro solo pensando en qué me descubrirá el siguiente, por el que cuando era pequeña me iba a la cama con la ilusión de pensar ¿qué voy a soñar?.

El mismo motivo que me hace agradecer a desconocidos con los que viajo en el tren o vivo en la ciudad, que sin darse cuenta ,cada día, me regalan trocitos de su vida; a veces tristes, a veces graciosos,