1

Campaña AnimaNaturalis 2008

Bueno, aunque mi prioridad es no repetir tema de manera tan seguida… (aunque siempre acabo contándoos cosas en la misma línea), he encontrado esta impactante campaña de AnimaNaturalis y me ha sido imposible no hacerle un huequecillo!
La “culpa” la tiene Kike, que me ha hecho rememorar aquella mítica campaña de la foquita que decía ” Tú madre tiene abrigo de pieles? A la mía se lo arrancaron”, y mientras interneteaba buscando la foto, me he encontrado la campaña que lanzó en Buenos Aires AnimaNaturalis,  no deja indiferente a nadie!

Anuncios
11

Pobre patito lindo

Lo primero que debo hacer si quiero ser justa con aquellos que visitan mi blog, es avisaros de que este  post puede dañar vuestra sensibilidad, aunque trata de una verdad desagradable que todo el mundo debería conocer y así poder evitar en todo caso.
Este post trata sobre la elaboración de un producto muy utilizado en alta cocina y cada vez más normalizado en recetas para navidad u otras celebraciones; el Foie.
Lo que alguna gente no sabrá, es que este “manjar” se produce a partir de hígados enfermos de pato u oca… y por supuesto, al existir una fuerte industria en torno a este producto, sobre todo en Francia, no podemos esperar a que aparezca algún ave enferma para elaborarlo.
Por tanto, la producción de foie es una industria de dolor y padecimiento para estos animales. Para conseguir que un hígado de pato enferme, el procedimiento a seguir es la “sobrealimentación”. Esto en la realidad quiere decir, alimentar a los patos varias veces al día, haciéndoles tragar gran cantidad de grano a través de tubos metálicos de 20-30 cm hasta su estómago. De este modo, el hígado del animal va creciendo hasta ser 10 veces más grande de lo normal.

Si el hígado de un pato/oca sano debe pesar 50g. , los utilizados para elaborar foie pesan no menos de 300g.
Sin embargo, no solo la consecuencia de este abuso es un padecimiento para el animal. Tras cada sesión de “sobrealimentación” el ave padece crisis en las que tiene problemas graves para respirar, diarreas y, yo supongo que una gran angustia. Solamente tendremos que imaginar cómo nos sentiríamos si alguien hiciese eso con nosotros a modo de tortura. Y bueno, es posible que los pobres animales que pasan por esto no tengan el mismo modo de razonar que los humanos… tal vez no reflexionen sobre el porqué de todo lo que les está pasando, ni tengan sentimientos de venganza. Pero tienen lo que más debería importarnos a la hora de detener esta industria, la capacidad de sufrir.
Además, si el animal intenta librarse del tubo, bien de manera voluntaria tirando hacia atrás, como involuntaria a través de espasmos gastroesofágicos, suele herirse con el tubo, provocándole grandes heridas e infecciones.
Y para poder llevar a cabo este proceso, el animal deberá estar enclaustrado…lo cual significa vivir en una pequeña jaula durante toda su existencia, lo que le provocará destrozos y roturas graves en sus patitas de palmípedo (innatamente preparadas para su vida vinculada al agua). Además, es frecuente que les corten sus picos sin ningún cuidado ni anestesia.
Bueno, como podeis imaginaros el final para estos animales no es nada grato. Les envían a los mataderos antes de que la “sobrealimentación” les remate. Allí los electrocutan y todo acaba para ellos, sin embargo es hora de recoger el fruto de este proceso. Durante el transporte y manipulación es frecuente que sufran golpes y fracturas, y suelen llegar a los mataderos ya agonizantes y en condiciones lastimosas.
Además existe “discriminación” de género. Las hembras son sacrificadas jóvenes, no padeciendo la tortura, ya que su hígado tiene mayor número de venas,no resultando apto para la elaboración del foie.
La primera vez que descubrí todo este proceso me quedé horrorizada y me sentí en la obligación de informar a más gente sobre este proceso propio de la Alemania nazi o regímenes totalitarios.
Treinta millones de animales por año son sacrificados para hacer foie…sufrimiento intolerable para unos y placer injustificado para otros.
Pero por qué a estas alturas y en pleno siglo XXI seguimos manteniendo este tipo de prácticas bárbaras? . Lo primero es decir que existen leyes a las que se permite “manga ancha” para poder seguir obteniendo niveles de beneficio.
Lo segundo que deberíamos de tener en cuenta es el término “especismo”, utilizado al mismo nivel  de “racismo”, “machismo” u otros. La supremacía de una especie sobre las demás ( por muy inferiores que nos resulten las demás desde nuestra perspectiva antropocéntrica) tiene como consecuencias directas  el uso y abuso injustificado de animales en la industria alimentaria (prácticas de estabulación inhumanas), textil (uso de pieles), médico ( no me refiero precisamente a experimentos que ayuden en la investigación contra el cáncer) y laboratorios químicos (pinturas, cosméticos,etc.). Este tema lo ampliaré y concretaré cuando acabe el libro “Liberación Animal” de Peter Singer.
Sin embargo, y cada vez que utilizamos la vida de otro ser vivo a nuestro servicio, debemos pensar en si resulta de verdad imprescindible y , en el caso de serlo, permanecer informados sobre los procesos de producción de los derivados animales de los que hacemos uso. ¿Estamos provocando un sufrimiento injustificado? ¿Podríamos reclamar métodos más respetuosos y que provocasen menos dolor?
Mientras todo esto  ocurre cada día en  Francia y Hungría… nuestros cocineros más  internacionales siguen  promocionando el uso  del foie en la  restauración y en las  cocinas de nuestros  hogares.Es  esto es digno  de  alabar???
Pensáoslo bien… os  provocará algún remordimiento utilizar este producto? La alternativa en el post anterior, a comer hummus y otros deliciosos untables, enseñad el respeto desde vuestras mesas! No al sufrimiento animal innecesario!!!
7

El tejido mismo de la naturaleza se rompe

Hola chicas/ os!!! Aquí estoy dando guerra otra vez… Hoy vengo dispuesta a contaros un poquito sobre el origen de este blog, como idea, porque al final, como muchas cosas en la vida, esto ha acabado siendo un “sindiós” de temas mezclados, eso sí, con mucha ilusión y cariño.
Pues, la idea de este blog surgió de un proyecto previo, que todavía conservo aunque un poco abandonadillo. Hace cosa de un   año, o algo más (tenía razón esa gente que me decía que a partir de una edad los años pasan y ni te enteras) empecé a llevar un diario ecológico en el que iba escribiendo,  dibujando y siguiendo un proyecto plástico en el que registraba, de un modo u otro,  todas aquellas cosas que había comenzado a poner en marcha   para mejorar el estado ambiental del planeta; al principio las cosas típicas, como cambiar las bombillas por otras de ahorro, crear un pequeño   jardín en el balcón, plantar un árbol o ir en   bici a trabajar y más tarde, haciendo un listado de cosas pendientes o que no debía olvidar. Pronto   surgió  la ilusión de crear   un  blog que reflejase este “cuaderno de bitácora”… sin embargo, acabó surgiendo el Uyquecosas.
La verdad es que el resultado, aunque un poco “barulleiro” y discontínuo, me tiene contenta, sobre todo cuando veo que diariamente  hacéis búsquedas relacionadas con los temas por los que el blog nació; desarrollo sostenible, medioambiente, vegetarianismo (etc.) . Así que me gustaría retomar un poquito del espíritu que le hizo nacer e intentaré colgar pequeñas reseñas, documentos gráficos o recomendar materiales que me hayan ayudado, como parte de la filosofía de compartir “sabidurías adquiridas”.
En esta entrada, me gustaría llamar vuestra atención acerca de la serie de documentales “Planeta Tierra ; Planet Earth” de la BBC, material resultante del proyecto de la película “Planeta Tierra”, por su planteamiento interesante y bello.
En el documental “Salvando especies” se plantean varios dilemas al respecto del funcionamiento y planes de futuro de las asociaciones conservacionistas.
Uno de los dilemas más importantes a la hora de continuar dicha labor es la de si tiene algún sentido continuar trabajando cuando existen seres humanos sufriendo y muriendo cada día. La respuesta es sí, pero si queremos continuar protegiendo y preservando los espacios naturales de nuestro planeta, hemos de abordar también aspectos relacionados con la pobreza máxima que padece más de la mitad de la población mundial. De esta manera podremos hacer partícipes en los planes de defensa y protección a esas tribus y pueblos para los que esas reservas naturales son su hogar, quiénes mejor que ellos para saber qué camino seguir? Sin embargo, la pobreza y explotación a la que están sometidos no hacen posible que así sea.
Otro punto de interés es el de qué especies deben de ser las prioritarias a la hora de “invertir”, está bastante claro que no se podrá salvar a todas. Lo cierto es que esto es un aspecto complicado en el que influye el márketing y carisma de ciertas especies como el oso panda o polar. Es cierto que mucha más gente se ha interesado por el conservacionismo a través de simpáticas mascotas, grandes mamíferos o aquellos animales que para nosotros siguen representando un mundo salvaje, lleno de encanto, como pueden ser tigres, leones, panteras etc.
Sin embargo, los expertos afirman que seres como  los insectos y  anfíbios, que desaparecen de manera alarmante, son parte fundamental del tejido de la Tierra,  aunque representen el lado menos atractivo y emocional. Se calcula que se están perdiendo al menos un 50% de las ranas del planeta, la mitad de las selvas, la mitad de las superficies pantanosas y la mitad de los pastos.
Sea como fuere, una cosa es clara. Antes os escribía que SI merece la pena luchar por las especies en extinción a pesar de problemas emergentes de mayor urgencia. Por qué esta lucha no debe dejarse a un lado? Os contestaré con un frase de este mismo documental, bella y cierta, ya que animales , vegetales y personas  formamos parte del mismo planeta, y queramos o no mantenemos una dependencia mutua que no podemos analizar cada día,  pero que existe.
Debemos seguir luchando porque cada vez que perdemos una especie, no desaparece un tipo de rana o de ciempiés y punto…  “si perdemos una especie el impacto no será muy grande, pero si seguimos perdiendo especies una tras otra, lo que ocurre es que el tejido mismo de la naturaleza se rompe y esas roturas tendrán consecuencias muy negativas para los humanos que habitan el planeta” M.A. Sanjayan (Director Científico de The Nature Conservancy)

2

El desencanto

Hace un par de días me he deleitado con una sesión digna de aquellas primeras veces en que uno tiene una extraña sensación al sentarse delante de la tele a ver varias horas seguidas “Lo que el viento se llevó” o “2001”. Dediqué una tarde de mi vida a ver y analizar las dos partes del documental cinematográfico de “El desencanto”… una narración en primera persona sobre la estela de la familia Panero, viuda y tres hijos del fallecido poeta Leopoldo Panero, considerado el poeta oficial del régimen.
En el momento de su estreno, la primera parte de “El Desencanto”  no dejó indiferente a nadie. Según el testimonio del propio Michi Panero, las reacciones hacia su familia pasaron desde el rechazo y censura más absoluta a la fascinación por parte de otros. Quizás lo más vanguardista para una época, entre el 72 y el 76 cuando la sombra del tardofranquismo estaba aún presente, es el ver cómo una familia pertenenciente a la burguesía rompía los límites entre lo público y lo privado, contando su historia familiar con una naturalidad y sentido del humor que no deja indiferente al espectador. Quizá una historia más frecuente de lo que creemos, una historia presente un muchas de nuestras familias y corazones… pero no por ello, menos trágica y amarga. Para muchos, paradigma de la España franquista, años más tarde,  el fiel reflejo de un complejo sistema de relación familiar y un documento existencialista en el que la psicología y psiquiatría retratan el periplo vital de sus miembros.
Todo ello con el privilegio que otorga al espectador el poder hacer balance en la segunda parte “Después de tantos años” … que coloca a sus personajes 20 años más tarde, observando cómo las tendencias de juventud de cada uno acabaron siendo una pesada carga en la adultez.
Pero… por qué el “Desencanto”??? En palabras del propio Michi, el desencanto es esa sensación vital que le ha acompañado hasta su muerte, salvo en 4 ó tal vez 5 frágiles ocasiones en las que el “encanto” se ha abierto paso… la angustia, el aburrimiento, el hastío de vivir la vida que nos ha tocado…
La verdad es que a mi me ha gustado mucho más allá de este carácter trágico del existencialismo. Es un imprescindible para personas a las que interese la psiquiatría,  la psicología sistémica , la literatura e incluso, el arte, ya que los diferentes miembros son… en cierto modo, artistas e intérpretes de su propia tragedia humana.
Bufones, performistas prematuros, esperpénticos, edípicos… profundos, sinceros, analíticos o de una inteligencia sensible e incluso sobresaliente, analizando aquello que les ha tocado vivir.


Largo e intenso, pero muy recomendable!
11

2001: A space Odyssey. Mi revisión de un clásico

Cómo se nota que llueve en Valencia, no se puede salir a la calle!  Y uno piensa… qué mejor que “trastear” en Internet, actualizar blogs y aprovechar para ver viejas pelis…
Ayer recuperamos el clásico de Kubrick;  “2001”, una película no apta para “culos inquietos” ni  adictos al más puro cine de acción, pero una joya cinematográfica en muchos sentidos. Una fotografía espléndida, unos efectos especiales que todavía te hipnotizan 40 años después y una historia inquietante de suspense ,  que bucea hasta los confines de la evolución humana y el sentido de la vida y el universo.
Os recomiendo volver a verla,  años más tarde… a mi me la ponía mi padre de pequeña y me moría del asco casi tres horas (sobre todo porque no estaba adaptada a mi edad), pero estoy convencida, años más tarde, de que una gran parte de mi fascinación por la astronomía, por una estética especial que hoy en día todos reconocemos y  por una imagen recurrente de la Luna y  la Tierra vistas “desde fuera” se las debo a este Kubrick visionario, sobrio, elegante y futurista, a la vez que al contacto con la película a tan temprana edad.
Reflexión profunda sobre la inteligencia artificial, historia de suspense e imprescindible film para estudiantes de Imagen y Sonido. Un clásico que permanece en la cúspide de la ciencia ficción 40 años más tarde.
Ahhh… casi lo olvido, todo ello acompañado por una memorable banda sonora que no traslada a una intemporalidad plagada de majestuosidad y calma hasta el punto de pegarnos al televisor hasta mucho después de finalizar los “créditos”.
4

Nos salvará de la catástrofe la Cumbre de Copenhague?

Me he decidido a escribir este post harta de anuncios y noticias  proclamando que la “Cumbre de Copenhague” será la única medida para librarnos de un desastre medioambiental. Artistas, deportistas, cocineros de renombre (…) entre otros, se han sumado a una campaña que, como poco, me parece bastante ridícula si no se suma a otras medidas. No seré yo la que me ponga en contra de que los políticos reflexionen y hagan algo por salvar nuestro planeta “el de todos”, al fin y al cabo para eso les “pagamos”. Pero me parece ingenuo el pensar que un evento concreto, como en su día lo fue el “Protocolo de Kioto” (cuyos resultados están siendo bastante nefastos)  va a parar un proceso que continua adelante cada día con más fuerza.
Mientras en Copenhague se reunen políticos y especialistas, me gustaría que trascendiese (por ejemplo) el tipo de menú del que van a disfrutar… porque puestos a ser coherentes debería de ser vegetariano para así reducir la “huella ecológica”, asisten a diversos eventos e intentan ponerse de acuerdo sobre cosas bastante obvias, como que no podemos seguir contaminando al ritmo al que lo estamos haciendo, un iceberg de 19km. por 8 de ancho navega rumbo hacia Australia… para algunos un hecho de lo más normal!
Pero, tranquilos! los expertos y meteorólogos nos han tranquilizado diciéndonos que se desintegrará antes de llegar al continente australiano, qué alivio! Deberíais haber visto mi cara ayer cuando me enteré de que  el iceberg es tan grande que lleva encima a toda una colonia de pingüinos. Me imagino que los pobres animalitos seguirán juntos su viaje hasta que el iceberg comience a derretirse dejando a cada uno de ellos en una “parada”del Océano Pacífico. Al fin y al cabo, supongo que habrá pingüinos de sobra, no como los osos polares!  Así, los vemos repartidos en zoos y oceanográficos de todo el mundo.
No obstante, el mensaje central que me gustaría transmitir ( a pesar de haberme enrollado de esta manera) es el de que ninguna cumbre ni protocolo nos salvará la vida, ni a nosotros ni a la Tierra. Lo único que puede ponernos a salvo son nuestros hábitos, nuestras actitudes, nuestras ganas de aportar algo positivo en la lucha contra la contaminación y el deterioro medioambiental. El otro día fui al super con mis bolsas reutilizables y la cajera se nos quedó mirando con cara extraña cuando miramos la bolsa de plástico que tenía en la mano (y con la iba a embolsar nuestros productos) como si fuera el “demonio”. Luego, cuando le comenté que nos tendríamos que acostumbrar pronto a un mercado sin bolsas de plástico,  nos dijo literalmente:
-Pues…lo siento chicos, pero yo mientras den bolsas de plástico no pienso utilizar otras… es que tengo dos “nanos” y no estoy para estas cosas…
Pues vaya! Yo conozco a mucha gente que tiene niños y eso no les resulta una excusa para no poner su granito de arena… Me pareció una excusa tan burda que le dije que si tenía niños con más motivo tendría que preocuparse y me contestó que su hija reciclaba mucho. No cogió la idea de que son sus hijos los que disfrutarán o padecerán las consecuencias de sus acciones… pero lo comprendo. Sólo quiero recordaros a todos que antes de “reciclar”, está “reducir”y “reutilizar”… todo aquello que no consumamos producirá residuos cero, por tanto no habrá que reciclar. Si no utilizamos cada año toneladas de bolsas de plástico, no nos encontraremos más tarde con el dilema de qué hacer con ellas.
No me gustaría acabar este post sin poner de manifiesto dos cuestiones:
¿Es la Cumbre de Copenhague una medida más a la hora de poner trabas en el desarrollo emergente de países como Chile en lugar de una medida de control para frenar a los más contaminantes como Estados Unidos o China? Es decir, responde más a estrategias políticas y económicas que medioambientales?
¿Se puede pretender un crecimiento económico e industrial infinito en un planeta que, por definición, es finito y tiene unos límites físicos a los que nos estamos aproximando peligrosamente?



7

Cuando las necesidades materiales eclipsan a las básicas

DSC04169bisSegún parece estamos asistiendo a un momento histórico en el rumbo de nuestro  planeta; lo que no sabemos todavía es si  será para bien o para peor aún. Supongo que  todos sabréis que de cara a 2010 las bolsas de plástico estarán prohibidas,  aunque haya  un mail circulando diciendo que esta medida no está justificada… en fin, lo que son los reenviados! …unos  meses  antes la gente me enviaba otro mail sobre los perjuicios que   las  bolsas de plástico acarreaban al medioambiente. Para  gente poco informada puedo decir que esta medida se ha tomado a nivel global, siendo China la primera potencia en   poner   en  marcha tal retirada.
Todos sabemos que las hasta ahora principales distribuidoras de toneladas de bolsas de plástico al año, han iniciado una   campaña de “lavado de cara” en la que apuestan por la ecología y defensa de los espacios naturales… de aquí podría salir otro   post dedicado a un marketing sin corazón que manipula al consumidor, cambiando el presente para “cambiar el   pasado”,como  mucha gente me ha comentado (sobre todo tú), llegará un día no muy lejano en el que pensaremos que dichas   multinacionales son defensoras a ultranza de la defensa del medioambiente desde siempre, cuando en realidad son parte   importante del problema.
De todas maneras, lo que me propongo denunciar en este post no es nada de esto, sino algo mucho más peligroso…por muy inofensivo que parezca a pie de caja. Resulta que estos hipermercados están comenzando a ofrecer una alternativa de la cual me dispongo a informar. Se trata de las “bolsas de patata”. Somos muchos los que pensamos que la comodidad de los consumidores hará que sigan utilizando bolsas de un solo uso, ya que resulta demasiado incómodo y kitsch el llevar unas bolsas de tela o saco de casa. El primer dilema que se plantearía una persona cabal es… habiendo gente que se muere de hambre en el tercer mundo (y en el cuarto), cómo es que utilizan patatas para que me lleve mi compra a casa???? Lo que se nos responde es que para la producción de estas bolsas se utilizan patatas “no aptas” para el consumo (eso habría que investigarlo…porque a mi me suena raro, os prometo otro post).
La segunda duda que asalta al consumidor responsable es… cuánto terreno cultivable se destinará al cultivo de patatas para la fabricación de bolsas? Y la respuesta es lo más preocupante, ya que dependerá de la demanda por parte de los países desarrollados, pudiendo llegar a utilizarse terrenos destinados a agriculturas domésticas del segundo y tercer mundo y/o espacios naturales como selvas y bosques primarios. Una polémica similar surgió ante el tema de los “biocombustibles”. Todavía recuerdo la caña que se nos metía a los “ecologistas” cuando los criticabamos… hombre! eres ecologista y te parecen mal los biocombustibles?!!! …
Sí señor, porque el peligro de los biocombustibles (al igual que el del asunto que aquí nos ocupa) es que necesitan gran cantidad de suelo cultivable o destrucción de bosques primarios para el cultivo de cereales que se dedicarán en exclusiva a la producción de biocombustibles, sin tener en cuenta a cuánta gente se podría alimentar con la roturación de dichos terrenos dedicados a acabar con el problema del hambre. Es inaceptable que la falta de investigación e inversión en energías renovables nos lleve siempre al callejón sin salida de utilizar energías sucias y que acrecientan cada año la desigualdad social.
No me gustaría finalizar este post sin mencionar el caso del cultivo de la “soja transgénica”. Soy vegetariana y me he encontrado muchas veces con gente que me habla de la misma destrucción de bosques primarios y uso de zonas de cultivo en la agricultura intensiva de la soja… y tienen razón, lo que se está haciendo con la soja es tan o más imperdonable que lo anteriormente mencionado… por un lado habría que preguntarse cuál es el sentido de que todos los productos del supermercado lleven soja (galletas con soja, yogures con soja… hasta habrá choricillos con soja, el colmo del absurdo es la leche enriquecida con soja, coño! tómatela de soja, no seas garrulo!) y por otro está el dato real de que  la mayor parte de soja transgénica que se planta (con todo lo que ello acarrea; desertización, destrucción de selvas y bosques, expropiación de zonas de cultivo de economía doméstica, etc) se utiliza como “soja forrajera”, es decir, como alimento de ganado para el consumo de los países desarrollados… desde mi postura vegetariana, tengo clara la solución, que pasaría por la reducción en la ingesta de carne. Si preguntáis a vuestras abuelas, éstas os podrán aclarar gratuítamente y de forma más fehaciente que la wikipedia cómo los hábitos en el consumo de carne han variado en los últimos 50 años… de comer carne un par de veces a la semana y hacer el potaje con cuatro trocitos, hemos pasado al consumo de carne en cada plato…comida y cena. Es esto sostenible?
Supongo que ahora entenderéis mejor mis dudas respecto al “dónde nos dirigimos” a través de esta cultura de defensa del medioambiente “del palo”…
Amigos, siento mucho deciros que si todo esto os preocupa, aunque solo sea un poquito, no os quedará otro remedio que cambiar vuestros hábitos de consumo y vuestra manera de estar en el mundo. Porque cada pequeño gesto cuenta!
Además… y para motivaros os regalo esta foto de una libélula que saqué hace un par de días en El Saler… ¿merece la pena poder seguir disfrutando de este espectáculo que es el mundo en el que vivimos?


sostenibilidad-ahorro-confort