el hombre sin tele

El otro día conocí al hombre sin tele. Coincido con él en un curso. Y, bueno, estabamos hablando de la programación cultural (ejem), cuando de repente nos dimos cuenta de su mirada…bueno, el hombre estaba como flipando con lo mal que estaba la cosa,y con cara de asquito,la verdad. Entonces confesó.

estoy

estoy en la luna

en la luna

Me ha dado mueho que pensar, la verdad. Tuvimos una corta conversación al respecto y lo peor es que más tarde ( en la calle) me escuchó opinar sobre sus costumbres…qué se va hacer,mañana me toca volver a verlo y no estoy muy animada.

Como no creo que tenga ordenador os diré lo que pensé. El hombre en cuestión tiene un niño pequeño (de unos 3 años) al que estará educando en primera persona y sin la ayuda del educativo aparato (hay que ter humor, home!) ,comencé a pensar…no tiene tele, y si no tiene tele, no tendrá móvil, ni ordenador, ni videoconsola…bueno,seguid mi razonamiento…

Pensé en que su hijo o hijos no podrán ver los mismos programas que sus amigos, no podrán mandar sms a sus colegas (sms o lo que por aquel entonces se envíe), no jugarán a videojuegos…pero supongo que dominarán el arte de “contar”(me refiero a relatos), jugarán al parchís como nadie y crecerán con una conciencia ecológica sin igual. Pero estarán al margen de tantas cosas, que no sé si merece la pena.

Imaginaos, el pequeño muro construido a su alrededor le apretará cada vez más según vaya creciendo. Tengo una amiga que metió a un pollito de colores en una jaula; ella era pequeña y no se dió cuenta de que el pollito crecía y ya no podía salir por la puertecita de su jaula. No os preocupeis, el pollito vivió muchos años fuera de su jaula, en el campo…después de ser rescatado de su prisión. En plan bomberos.Desolador.

Nunca pisaré la Luna (aunque me gustaría), pero he podido observar su superficie, hoy hay elecciones en mi comunidad y a las 22:oo sabré lo que ha ocurrido,nunca viviré en plan okupa (creo) y no creo que pueda salvar a focas en el ártico (a mi pesar, me estoy concentrando en sobrevivir) pero puedo colaborar en mis hábitos contra el calentamiento global…todo ello gracias al electrodoméstico de la compañía…la tele…sin expectativas la encendemos y nos encontramos clases para mejorar nuestra labor como padres y educadores, ecología, vivencias y viajes extremos, relaciones humanas llevadas al extremo…y bueno, mierda…tetas de plastico, corazón amarillista que nos hace reir o llorar, desgracia humana vendida por 3000 euros. Qué queréis que os diga?…sólo que creo que…soy la mujer con tele.

Anuncios

4 comentarios en “el hombre sin tele

  1. De la misma forma que la tele es mala. lo es también la ciencia, pues ya se sabe lo que ocurrió con la bomba atómica. En realidad, la tecnología es mala porque proviene de la ciencia. Por ejemplo, las lavadoras gastan agua y energía y es más ecológico lavar a mano, como siempre se ha hecho…

    En fin, hablando seriamente, creo que vivir al margen del mundo real es un error, como también demonizar la tecnología. Antiguamente se quemaban libros en la hoguera, hoy se menosprecia la tele. Pero la tecnología, la ciencia y todo el conocimiento en general son simplemente un medio para mejorar nuestra vida o hacernos crecer, cuyo buen o mal uso depende de nosotros mismos, no de las cosas.

  2. interesante debate…

    El problema de la “ciencia” no es la ciencia en sí, como bien dices, es el uso. El problema es que muchas veces el camino de la ciencia es el que marca quien financia las investigaciones; sobre todo en los países punteros como Estados Unidos. La ciencia es el instrumento de la razón, pero con la razón se puede construir, destruir o simplemente hacer pajaritas en lugar de investigar el SIDA, por ejemplo. También se pueden evitar enfermedades con células madre y modificación genética, o tratar de criar “bebés a la carta”, con los atributos deseados… La ciencia puede caminar en todos los terrenos, ya que sólo es un instrumento; pero igual que no se puede confundir con los motivos de hacer algo, tampoco se puede argumentar el estar a favor de ese algo como que es sinónimo de “ciencia”, y que estar en contra de ello es estarlo del progreso… No sé si me he explicado.
    En el caso de la tele, este fulano es un exagerado y probablemente tenga otro tipo de problemas, pero las paga tratando de aislar y sobre-proteger a su hijo, lo cual no hará más que perjudicarlo…
    La tele de hoy… por último… ¡es la mejor de todos los tiempos! con todo lo bueno, y todo lo malo…

  3. Bueno, antes que nada, decir que coincido plenamente con Felipe en su afirmación de que una cosa es la ciencia, y otra muy distinta su aplicación (que es lo que llamamos “técnica”).

    El problema es que es tan gran invento el reproductor de imágenes a 25 imágenes por segundo (es decir, la tele, en modo PAL), que la tentación por controlar su uso es demasiado grande para los poderosos (o para los que aspiran a serlo). Es tan potente que ya se le considera el cuarto poder, el summum de los medios de información/manipulación.

    Es por ello que su técnica, es decir, su enfoque práctico, está casi siempre dirigido con alguna intencionalidad. Y en ese sentido, podría comprender a este señor/padre.

    Pero resulta que también existen técnicas para sacar provecho educativo y formativo de la “caja tonta”. Por ejemplo, puede servir para que el niño aprenda idiomas viendo dibujos extranjeros de calidad. O puede aprender a valorar la naturaleza en los documentales de La2 o de los canales de pago Odisea, Natura, Viajar, etc.
    Puede aprender ciencias con Redes, y puede conocer el humor ácido con Buenafuente y Wyoming. En resumen….de la tele sí se puede sacar provecho, aunque sea de una mínima parte.

    Ahora bien, como elemento formador/manipulador que es la tele, debería de controlar lo que ve su hijo hasta que tenga criterio propio. Ni aunque sus amigotes vean “Soy Bea/Al Salir de Clase/Apañeros/putilla_y_escolar”. La tele es un elemento -tal y como nos lo ofrecen actualmente- más deformador que formador, la criba es fundamental.

    Esa es mi modesta opinión: Ni ponerle delante de la tele a todas horas, ni tenerla terminantemente prohibida. Hay cosas que son útiles, y otras que no. Y si no se encuentran….¿para qué está el emule, vehículo culturizador como pocos? 😉

  4. Ay,ay ay! Pero que sería de nuestras grises vidas sin “Enjuto Mojamuto”…jajaja, y eso va por vosotros 3!

    Aquí estamos entre colegas con una opinión bastante afín…como los de la Noria; el Sopena y compañía.

    Lo que os decía, en líneas generales estoy de acuerdo con vuestras ideas. He releido todos los comentarios y me he vuelto a reir con las “pajaritas” del Felipe. En cuanto a lo que comenta Kike, una de las cosas que más me joden es la polarización de los medios al más puro estilo de las 2 españas; o eres taurino o anti-taurino, o Esteban o Campanario. Representan papeles diferenciados en los que una representa una libertad de expresión extrema (en lenguaje de la calle “dice lo que le sale del chirri”), el apoyo al colectivo gay, el despelote en las revistas (esto daría para otra entrada completa, despelote no siempre favorable desde luego) y a los nuevos modelos familiares (reagrupación tras separación, creedme, sé muy bien de lo que hablo) y la otra a la familia nuclear tradicional y los eventos carcas (corridas de toros, bautizos y otros eventos). Alguien se aprevería a decir que no existen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s